domingo, 12 de junio de 2011

Lo que no ves.


Tropezamos de repente,
como en un nuevo 11S.
Sonreíste a quema ropa,
contra el filo de mi boca.

Y susurraste que el pasado,
solo es como un día malo.
Y la lluvia abrió las puertas,
de mi vida en tu Ford Fiesta.

Tú me enseñas que,
se puede querer,
lo que no ves.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada