viernes, 18 de marzo de 2011

Pero, y tu fuistes valiente, porque pasastes de la gente


todo un mundo de ilusiones le iluminaban la cara,
todo se le vino abajo o por lo menos eso pensaba,
cuando llego la noticia de que estaba embarazada.
Pero fuiste valiente porque pasaste de la gente.

Cuando tenia que jugar cambiaste las muñecas por
un niño de verdad, tuvieste el coraje de afrontar la
realidad y fue tu recompensa que te llamaran mama


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada